Written by 5:55 pm CRÓNICA

¿Qué está pasando en Movimiento Ciudadano?

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, el coordinador de los senadores emecistas, Clemente Castañeda y el presidente municipal de Monterrey, Luis Donaldo Colosio, se manifiestan por analizar la posibilidad de construir una alianza con otros partidos; el líder nacional, Dante Delgado, asegura que está rota cualquier posibilidad, siquiera de diálogo. Analistas consideran que Dante Delgado piensa que las “acciones” de Movimiento Ciudadano subirán conforme avance la selección de candidatos en el Frente Nacional Opositor y en la coalición de Morena y sus aliados y, por eso, hay que esperar para tomar una decisión, mientras que, Alfaro, cree que bajarán y hay que decidir ya.

La irrupción de la hidalguense, Xóchitl Gálvez Ruiz , en el escenario político nacional, como una aspirante con amplias posibilidades de construir una candidatura altamente competitiva a la presidencia de la república, desde un frente nacional opositor, aportó el elemento de incertidumbre en el proceso electoral que formalmente todavía no inicia y agudizó las tensiones en Movimiento Ciudadano (MC), donde hay posiciones encontradas entre sus liderazgos, no solo de si debe ir solo o aliado a la contienda, sino cuándo tomar la decisión al respecto, plantean analistas.

Movimiento Ciudadano gobierna los estados de Jalisco y Nuevo León, que juntos concentran 11.2% de la población y aportan 14.7% del PIB nacional. En las elecciones intermedias de 2021, obtuvo 3.4 millones de votos, que representan 7% de los emitidos, con lo cual obtuvo 23 diputaciones federales, cuatro menos que en la legislatura anterior. En Jalisco en 2021 ganó 16 de los 20 distritos locales y 44 de los 125 ayuntamientos. Asimismo, en Nuevo León en 2021 ganó la gubernatura y cinco de los 51 municipios.

El 6 de julio pasado, en una entrevista en el programa radiofónico de Jalisco, Tela de Juicio, el coordinador de la fracción legislativa de MC en la Cámara de Senadores, Clemente Castañeda Hoeflich, opinó que “Xóchitl como candidata va a representar una alternativa muy importante, la cual Movimiento Ciudadano tendría que discutir en otros términos”.

El legislador dijo que, si Xóchitl Gálvezes la candidataMovimiento Ciudadano tiene que discutir con mucha más amplitud las posibilidades y las alternativas que tiene”.

Casi de inmediato, el Coordinador Nacional de ese partido, Dante Delgado Rannauro, reviró que con el PRI, Movimiento Ciudadano no va ni a la esquina.

Posteriormente recordó que PRI y PAN “bailan de cachetito” y en el caso de Nuevo León “están juntos fastidiando” al gobierno de Samuel García y “en función de ello está rota cualquier posibilidad, siquiera de diálogo”.

Incluso comentó que la reciente campaña en medios de comunicación de MC en la que el mensaje es “con el PRI ni a la esquina”, es una respuesta al golpeteo político en contra de su gobernador.

En un programa de Radio Fórmula dijo que MC tendrá un candidato a la presidencia propio, fuerte, vigoroso.

En tanto, el gobernador deJalisco, Enrique Alfaro Ramírez, expuso que tiene la convicción de que Movimiento Ciudadano “no debió haber tomado el camino del aislamiento”.

No compartimos la visión de la alianza como hasta ahora se ha planteado, pero tampoco mostramos disposición para encontrar una fórmula que sí funcione, reclamó y dijo que MC debería ser el primero en dar un paso al frente para plantear una estrategia seria que permita la construcción de un verdadero frente opositor.

En un mensaje grabado señaló que MC ha optado por una ruta que no entiende ni en sus tiempos ni en sus formas y recalcó que “la opinión de quienes desde Jalisco tanto le hemos aportado a este partido dejó de ser importante para quienes toman las decisiones nacionales”.

A esas inquietudes se sumó la del presidente municipal de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, quien dijo que “A nivel local y nivel nacional se viven dos realidades muy diferentes: en Nuevo León hay un conflicto enorme y prácticamente irreconciliable”, por lo que ve inviable la posibilidad de una alianza, pero “en lo federal hay que abrir la puerta”.

De acuerdo con el Coordinador Nacional de ese partido, Dante Delgado Rannauro, será hasta el 5 de diciembre cuando el partido defina su candidato.

Este viernes definen estrategia de cara al proceso electoral de 2024

Por lo pronto, este viernes 14 de julio, MC celebrará su asamblea de Consejo Nacional, donde la Comisión Operativa Nacional, la Comisión Permanente y la Coordinadora Ciudadana Nacional, harán un análisis para definir la estrategia para construir su candidatura a la presidencia de la República.

Se espera que el 5 de diciembre se defina quien será su candidato.

A su vez Juan Ignacio Zavala Gutiérrez, secretario General de Acuerdos de MC recordó que, en la Convención Nacional Democrática de ese partido, celebrada en diciembre de 2022, se aprobó un punto de acuerdo según el cual ese partido iría solo en la elección presidencial de 2023.

Comentó que, hasta ahora, PRI y PAN lo único que han hecho es frenar el avance de los gobiernos de MC.

Para el dirigente, más allá de la posible candidatura de Xóchitl Gálvez, en ese partido se tiene la convicción de construir una tercera opción para que el país no quede atrapado en dos polos que representan la vieja política.

Rechazó que MC esté esperando a ver lo que deciden otros partidos para decidir sobre su candidatura presidencial. Vamos a tomar nuestras decisiones y quien quiera sumarse, bienvenido.

De acuerdo con la ley, el próximo proceso electoral para renovar la presidencia de la república comienza la primera semana de septiembre de 2023 y en la primera semana de octubre, cada partido político deberá presentar al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) su procedimiento para la nominación de su candidato a la presidencia de la República, así como senadores y diputados federales. Entre el 1 y el 15 de enero los partidos deben presentar su plataforma y programa de gobierno.

Dante Delgado piensa que acciones de MC subirán y Enrique Alfaro que bajarán

Para el analista, Diego Petersen Farah, la decisión de Xóchitl Gálvez Ruiz, de buscar la candidatura presidencial del Frente Amplio por México sacudió el tablero político, aunque, remarcó, falta mucho para que consolide una candidatura dentro del frente.

“Lo que logró Xóchitl fue darle el elemento de incertidumbre al proceso, que es consustancial a la democracia”, pero, al hacer eso metió a MC en una situación muy compleja.

Y es que, según el analista jalisciense, Dante Delgado cree que “las acciones” de MC van a subir conforme avancen las semanas y hay que venderla más tarde. En tanto el gobernador Enrique Alfaro, cree que van a bajar y hay que vender ya.

La lógica es que, si las posibilidades de triunfo de Xóchitl crecen a grado tal que ya no necesite a MC, las acciones del partido naranja se irán al suelo. Pero si las posibilidades de Xóchitl llegan a un empate con Claudia Sheinbaum, entonces las acciones de MC van a valer muchísimo y esa es la apuesta de Dante, vender en el último minuto, cuando las acciones estén más altas, por ello ha planteado que tienen hasta el 5 de diciembre para tomar su decisión de quien será su candidato presidencial.

Incluso planteó que en el escenario de que Marcelo Ebrard resultara el candidato a la presidencia por Morena y sus aliados, se abre una posibilidad para MC de sumarse a esa alianza, pues el excanciller ha sido un personaje cercano al emecismo.

Según Petersen Farah, lo que sí es claro, es que MC no va a ir solo en 2024, porque sería suicida ir solo en una elección tan polarizada, donde obtendría entre 4% o 5% de la votación.

Llamó la atención en que una alianza con el PRI y el PAN en Jalisco le aseguraría la gubernatura a Movimiento Ciudadano, mientras que, sin ella, se le complicaría el panorama.

Sin embargo, dijo que no hay que perder de vista que, si bien la estructura estatal de ese partido está ocupada por gente de Alfaro, los estatutos señalan que la definición de candidatos a gobernador es facultad de la dirigencia nacional.

Por ello, el analista considera que Alfaro necesita sentir la fuerza de una alianza y anular cualquier candidatura contraria y asegurar el triunfo de MC en 2024.

Sin embargo, opinó que seguramente ambos dirigentes acabarán por ponerse de acuerdo, aunque hay que ver si la dirigencia nacional se inclina por el alcalde de Guadalajara, Jesús Pablo Lemus Navarro, o por Clemente Castañeda, que sería la carta del gobernador.

Incluso mencionó la posibilidad de que, en una maniobra política, el gobernador Alfaro llegue a un acuerdo de facto con el PAN y el PRI en Jalisco para generar las condiciones para que su candidato gane, independientemente de la decisión que tome MC nacional.

Lo que pareciera es que Alfaro está enviando el mensaje de que, si la dirigencia nacional emecista se opone a construir alianzas, de cara al proceso electoral de 2024, el partido a escala estatal, puede tomar decisiones, abundó.

Desde la perspectiva del analista, Alfaro considera que, en gran medida MC existe gracias al movimiento alfarista de Jalisco y que sin ese factor ese partido sería más pequeño, mientras que Delgado piensa que el ahora mandatario estatal montó una candidatura en una estructura política que él ha ido construyendo cuidadosamente durante años.

MC ha optado por un crecimiento policéntrico

El politólogo Rafael Morales Ramírez consideró que para Alfaro, la posición de MC debería ser más práctica y comprometida con el esquema que trae el resto de los partidos de oposición en el país a través del Frente Amplio por México.

En tanto, Dante Delgado, lo que está viendo es cómo no comprometerse con un frente cuyos integrantes están desprestigiados y con un rendimiento decreciente y que han venido perdiendo posiciones estratégicas.

En su opinión, Dante Delgado tiene claro que, de sumarse a ese plan, no solo se trata de una estrategia perdedora, porque la alianza no tiene posibilidades, de acuerdo con lo que marcan las encuestas, sino que, en ese lance, MC iría a la cola de la coalición. Llegaría tarde a un proceso que ya se definió y en la repartición de los beneficios, les tocaría poco o nada.

Por ello, tiene sentido que apueste por mantener su estrategia de crecimiento del partido policéntrica, porque ya están empezando a crecer en ciertas partes del país, llevándose una posición que rebasa al PRD y al PRI y, en algunos casos al PAN, como ocurre en Nuevo León.

Llamó la atención que Dante Delgado salió a decir que no esperan las escisiones ni de Morena ni del frente. No esperan a Marcelo Ebrard como candidato emergente porque ellos traen sus propios candidatos: Samuel levantó la mano, tienen a Patricia Mercado, incluso gente al interior de ese partido ha perfilado a Luis Donaldo Colosio Riojas.

Para el politólogo, el cálculo que está de por medio es el desgaste que va a sufrir el Frente, que no concluye de manera óptima la definición de su abanderado. Quien quiera que pueda quedar, va a tener que cargar con el desprestigio de los partidos que va a representar.

Además, esos partidos ya no tienen capacidad de movilizar el voto; es muy poco lo que pueden aportar.

Entonces la apuesta de MC es presentarse de manera táctica, como lo hizo el PAN, como una posición leal al sistema, es decir sí me opongo, pero no rompo contigo; sí me opongo, pero no asumo una posición contestataria, intransigente, lo cual le va a permitir asumirse como una oposición light, que vaya a recoger el voto que no va a ir con Morena, pero que tampoco va a ir con el frente.

El cálculo que ellos tienen es una bolsa de millones de votos que van a poder capturar precisamente por el desencanto con aquellas opciones que están ofertando la continuidad y, por otro lado, con la opción de un frente que está hecho para fortalecer a las burocracias partidistas, aunque estén languideciendo, pues se trata de un proceso estrictamente cupular, indicó.

En ese sentido opinó que la decisión de MC de no competir en el Estado de México fue pactada. Eso le va a permitir seguir navegando en estas aguas. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, no los está combatiendo. Pareciera que está respetando la estrategia de crecimiento de Dante Delgado. En el caso de Coahuila parece una decisión netamente local.

El tiempo avanza, las definiciones tendrán que ocurrir o ratificarse.

Visited 8 times, 1 visit(s) today